in

Cinco Recetas Para Hacer Con Sus Hijos Durante El Confinamiento

Pixabay.com

Para que no se preocupe y, sobre todo, para que se divierta, le ofrecemos cinco recetas rápidas y fáciles de hacer con sus hijos. Los aprendices de cocina, a quienes les encanta ensuciarse las manos, deberían poder jugar el juego sin dificultad. ¡A sus hornos!

1.Quiche con la vaca que ríe

Durante la contención, puedes tomarte tu tiempo para hacer la masa. Este paso sólo toma cinco minutos y a los niños les encanta poner sus manos en él. Para una quiche, elegiremos un pastel de masa quebrada. ¡Pero ten cuidado! La mantequilla debe sacarse dos horas antes para que esté blanda.

Para el pastel de masa quebrada:

  • 250 g de harina
  • 125 g de pomada de mantequilla, en cubitos
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 8 cl de agua caliente

1/ Mezclar la harina y la sal en un bol y añadir la mantequilla.

2/ Incorporar esta preparación a la harina, amasando ligera y rápidamente con la punta de los dedos durante dos o tres minutos.

3/ Añade el agua caliente y forma una bola. ¡La masa está lista!

Para la máquina de quiche :

  • 20 cl de crema líquida
  • 100 g de queso Gruyère rallado
  • 200 g de jamón
  • 100 g de espinacas
  • 4 porciones de Laughing Cow®.
  • 2 huevos

1/ Precalentar el horno a 180°C (termostato 6).

2/ Utilizando un rodillo, extienda la pasta de corteza corta finamente sobre una superficie de trabajo enharinada.

3/ Picar las espinacas y cortar las porciones de Laughing Cow® en trozos.

4/ En una ensaladera, bate los huevos con la crema, añade el queso Gruyère, el jamón y La Vaca Risa®, sazona con sal y pimienta.

5/ Vierta el relleno sobre la base de la tarta y espolvoree con espinacas. Hornea durante 20 minutos.

¿El secreto? Para un pastel bien cocido, de color marrón dorado, puedes hornearlo sin tapa durante quince minutos antes de verter la máquina de quiche en él. Antes de la precocción, airee la masa pinchándola con un tenedor.

2.Crumble de tomate

A los niños les encanta amasar la masa en migajas. Puedes endulzar la receta y añadir los ingredientes que quieras. Es una gran manera de dejar volar la imaginación.

Para la masa de desmoronamiento:

  • 80 g de mantequilla
  • 100 g de harina
  • 60 g de avellanas trituradas y tostadas
  • 40 g de queso parmesano
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal

Para el recorte:

  • 1 kg de tomates
  • 250 g de cebollas blancas pequeñas
  • 30 g de mantequilla
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • Sal, pimienta

1/ Pela las cebollas y córtalas en cuartos.

2/ Derretir la mantequilla y el azúcar moreno directamente en la desmenuzadora a fuego lento y freír las cebollas pequeñas.

3/ Pelar y sembrar los tomates, cortarlos en cuartos grandes y ponerlos en un colador. Agitar para drenar bien.

4/ Cuando las cebollas estén cocidas, coloca los tomates encima. Sazonar con sal y pimienta.

5/ Precalentar el horno a 180°C (marca de gas 6) y hacer las migas mezclando todos los ingredientes con la punta de los dedos.

6/ Esparcir la masa sobre la mezcla de tomate y ponerla en el horno durante 30 minutos.

¿El secreto? Trabaja las migajas para que no sean todas del mismo tamaño. El desmoronamiento será mucho mejor para ello.

3.La torta de panqueques

Nuestros niños pequeños se divierten inteligentemente haciéndolos saltar (o incluso caer): los panqueques, que se pueden comer dulces o salados, siempre son un éxito. Pero para condimentar un poco las cosas, aquí hay una receta para el pastel de torta. Chocolate, compota de fruta, praliné… La elección es tuya.

Para los panqueques:

  • 300 g de harina
  • 3/4 de litro de leche
  • 60 g de azúcar
  • 50 g de aceite o mantequilla derretida
  • 1 cucharadita de aromatizante de vainilla

1/ En una ensaladera, mezclar la harina y el azúcar.

2/ Añadir la leche poco a poco mientras se bate.

Advertisements

3/ Dejar descansar una hora, añadir la mantequilla derretida y mezclar.

4/ Cocinar 20 panqueques.

¿El secreto? Todos lo sabemos: hay que dejar descansar la masa de panqueques por lo menos 30 minutos.

4.Las galletas

Es simple, se cocina en diez minutos y está hecho! Podemos divertirnos horneando galletas de todas las formas y tamaños. Si tenemos cortadores de galletas, está bien. Si no, puedes dejar que tu creatividad y la de tus hijos trabajen para hacer galletas en forma de corazones, conejos, hombres…

Para las galletas:

-200 g de chocolate (que puedes reemplazar con dulces como M&M’s® o Smarties®).

  • 100 g de mantequilla derretida
  • 75 g de azúcar moreno
  • 1 huevo
  • 1/2 bolsa de levadura
  • 50 g de polvo de almendra

1/ Precalentar el horno a 200°C (th. 6) después de sacar la bandeja de hornear.

2/ Reducir el chocolate en virutas.

3/ Bate la mantequilla derretida con el azúcar hasta que la mezcla haga espuma. Añade el huevo, la harina, el polvo de hornear, la almendra en polvo y el chocolate. Mezclar.

4/ Ponga el papel de hornear en la hoja de hornear. Arregla los pequeños montones de masa y hornea durante diez minutos.

5/ Inmediatamente saque las galletas del horno y déjelas enfriar.

¿El secreto? Si opta por galletas individuales, sepárelas bien antes de hornearlas y no las hornee durante más de diez minutos para mantenerlas húmedas.

5.La tarta de lobo

¿Uno de tus pequeños tiene un cumpleaños y toda la familia está confinada a su casa? ¡No te asustes! Con una simple torta de chocolate y unos cuantos dulces, puedes hacer un gran salpicón.

Para el pastel de chocolate

  • 250 g de mantequilla
  • 200 g de azúcar
  • 4 huevos
  • 250 g de chocolate
  • 70 g de harina

1/ Precalentar el horno a 180°C (th. 6).

2/ Derretir el chocolate y la mantequilla al baño maría.

3/ En una ensaladera, bate los huevos con el azúcar hasta que la mezcla se vuelva espumosa.

4/ Incorporar la mezcla de chocolate y mantequilla y luego la harina.

5/ Vierta la masa en un molde rectangular enharinado y hornee durante 25 minutos.

Para la decoración:

  • Chocolate con leche derretida
  • Malvaviscos
  • Mikado®.
  • Bandejas Lu
  • Un caramelo Lutti Long Fizz

1/ Una vez que la torta de chocolate se haya enfriado, coloque un malvavisco en la parte delantera para formar la nariz del lobo, y cúbrala con chocolate derretido.

2/ Abrir el pastel por la mitad en la parte delantera para deslizar los malvaviscos que forman los dientes del lobo.

3/ Coloca un caramelo rojo Lutti Long Fizz debajo para hacer la lengua.

4/ Pinche un poco de Mikado® en los lados del pastel para hacer los bigotes.

5/ Coloca dos malvaviscos decorados con un toque de chocolate en el lugar de los ojos.

6/ Añade dos bandejas de Lu® en la parte posterior para hacer las orejas.

¿El secreto? Añade chocolate derretido a los elementos decorativos para fijarlos fácilmente en el pastel.